¿Algún día tendréis que parar de beber y de comer, no? ¡Qué barbaridad! Os dicen “navidad” y ¡venga!, a castigar el cuerpo. Cómo sabéis, el día de Año Nuevo vais a tener una resaca importante. Obviamente no os lo recomendamos, el alcohol no es muy agradecido y es vital beber con moderación.

Si nos ponemos en plan técnicos, os tenemos que decir que la resaca parece ocurrir básicamente por tres motivos: la intoxicación por el acetaldehído., la disminución de la glucosa sanguínea y la deshidratación. Es aquí cuando entra Sousas cual superhéroe saltando de edificio en edificio.

Que sepáis que no existe No existe medicamento que cure la resaca. De nada sirve el baño frío, el café, los tés, los productos con olor fuerte o cualquier otra solución casera. Lo importante es la hidratación, carbohidratos y bastante reposo. Habitualmente, la resaca mejora hacia el final del día.

El asunto es hidratarse bien y, como es natural, no hay nada más sano y efectivo que Sousas. Aún así, vamos a dejaros aquí unos sabios consejos que hemos leído en Muyfitness:

  1. Bebe 12 vasos de agua luego de una noche de consumir alcohol. No los bebas todos de una vez. Espacia su ingesta a lo largo de un periodo de 12 horas. Ten cuidado de no beber demasiada agua ya que esto podría causar otros serios problemas, como la intoxicación por agua.
  2. Consume una bebida deportiva que contenga electrolitos. Demasiada agua cuando estás deshidratado puede hacer que pierdas electrolitos valiosos. Si tomas bebidas deportivas podrás reponer esos electrolitos mientras hidratas tu cuerpo.
  3. Incluye refresco de jengibre para hidratar tu cuerpo. La deshidratación y el alcohol pueden provocar náuseas. El jengibre ayuda a aliviar el dolor de estómago a la vez que aporta al cuerpo el líquido que necesita. La carbonatación también ayuda a curar el dolor de estómago.
  4. Bebe una solución de rehidratación designada para niños enfermos. Elige una solución que contenga más electrolitos que las bebidas deportivas y que pueda hidratar tu cuerpo rápidamente.

Ahora bien: ¿cuál es el mejor remedio contra la resaca? Pues no beber y punto.